Yoga. Automasajes para el strés. Parte V

Yoga No Comments »

MASAJE DE LOS BRAZOS:

Luego de friccionar las manos masajear el brazo derecho en sentido descendente por la cara interna hasta llegar a la palma de la mano y luego subimos por el lado del dorso de la mano hasta el hombro, lo repetimos 15 veces y luego realizamos lo mismo con el brazo contrario.

EFECTOS: Estimula y acelera la circulación de la energía por esos canales facilitando la propagación de la energía acumulada en el “Dan Tian”.

MASAJE DE LAS PIERNAS:

Calentamos las manos y las posicionamos en lo alto del muslo sobre las caras de atrás debajo de las nalgas de allí descenderán hasta los dedos de los pies para subir luego desde los dedos gordos hasta la entrepierna por las caras interiores de los muslos.

EFECTOS: Estimula y acelera la circulación de la energía por esos canales facilitando la propagación de la energía acumulada en el “Dan Tian”.

Nota: El número de repeticiones se puede duplicar o triplicar para cada región con suavidad despacio sin apresurarnos y concentrándonos como es debido, llevando toda la energía hacia las manos y yendo con toda nuestra mente a cada una de las partes masajeadas sintiendo cada una de ellas.

Sé concecuente y disciplinado, repite las sesiones todos los días por lo menos una vez antes y después de acostarse. Si no puede realizar una sesión larga aunque sea hágala corta con un mínimo de 15 veces por masaje. Solo la práctica regular nos demostrará la potencia de ellos.

Yoga. Automasajes para el strés. Parte IV.

Yoga No Comments »

MASAJE DEL “GRAN LO” Y DEL PALACIO DE LOS CENTROS VITALES:

Con los brazos cruzados y las manos en forma de puño percutimos el palacio de los centros vitales del lado opuesto mientras que la otra mano hace lo mismo del lado opuesto a dos anchos de mano por debajo de las axilas, repetimos 30 veces y luego invertimos la posición.

EFECTOS: Favorece la circulación de la energía nutricia por todo el organismo estimula la circulación de los líquidos en los tejidos y combate la celulitis.


FRICCIÓN DEL “MING MEN”:

Luego de friccionar las manos cerramos los puños pero sin apretar el pulgar sobre el índice, como dejando un hueco y en esta posición masajearemos la región renal a uno y otro lado de la columna describiendo 15 giros hacia un lado y 15 hacia el otro. A continuación percutimos sobre la misma zona ya con los puños cerrados alternativamente.

EFECTOS: Vigoriza la región lumbar, evita las torceduras y lumbalgias en particular las de esfuerzos, las debidas a largas permanencia en pie, y las de la mujer menstruante. Refuerza y energiza el funcionamiento de los riñones y activa la energía vital.


MASAJE DE L “DAN TIAN”:

Friccionamos las manos y las posicionamos oblicuamente sobre el “Dan Tian” y masajeamos como indica la figura alternativamente cuando una sube la otra baja, 30 veces. Seguidamente con los puños percutimos alternativamente en la región del “Dan Tian” (debajo del ombligo), a evitar como es obvio por las embarazadas.


EFECTOS: En esta zona es donde se refina y convierte la energia en energia vital para ser llevada a través de todos los canales de energia.


Sé concecuente y disciplinado, repite las sesiones todos los dias por lo menos una vez antes y después de acostarse. Sino puede realizar una sesión larga aunque sea hagala corta con un minimo de 15 veces por masaje. Solo la practica regular nos demostrara la potencia de ellos.

Yoga. Automasajes para el estrés

Yoga No Comments »

Decidí publicar dentro de Yoga,  automasajes para el estrés, siendo éstos una parte de los numerosos básicos que existen y que iremos publicando en tandas porque son muchos. A veces no les damos importancia a esos 10 o 15 minutos en que deberíamos tranquilizarnos para retomar luego el ritmo igual o mejor que antes, y es ahí donde elegiríamos alguno de ellos para fortalecernos.

Automasajes para el estrés

Fricción de las manos

Siempre nos frotaremos las manos antes de cada sesión de masaje y lo mismo entre cada masaje en cada lugar del cuerpo, esto se realiza con motivo de concentrar la energía en ellas y asimismo nos  concentraremos en las palmas y las puntas de los dedos puntos desde los cuales se emitirá energía curadora y sanadora.

Masaje del rostro

Las manos sobre la frente por delante hacia los ojos,  las mejillas y la boca y hasta la barbilla, de allí comenzaremos a realizar movimientos circulares como muestra la imagen, la fricción será ligera en sentido descendente y algo más intensa hacia arriba.

EFECTOS: Vigoriza toda la energía del rostro, tonifica la piel, y los músculos faciales, este masaje contrarresta la flacidez facial y ayuda a prevenir la formación de arrugas.


Masaje de la frente

Efectuar la fricción de las manos y luego masajearse alternativamente como lo indica la figura, 15 pases con la mano.

Efectos: favorece la circulación sanguínea y energética en los senos frontales así como a nivel cutáneo con señalado efecto antiarrugas.

Masaje del Cuero Cabelludo

Efectuar primeramente la fricción de manos luego usando los dedos como si fueran los dientes de un peine los deslizamos de adelante hacia atrás hasta 15 veces en forma de vaivén, luego realizamos los mismos movimientos pero más lentamente sin vaivén como arañando el cuero cabelludo con las uñas con un poco más de presión. Repetir 15 veces.

Efectos: Tonifica los cabellos y ayuda a evitar la pérdida del cabello, además al arañar el cuero cabelludo (sin exagerar por supuesto) fortalecemos las raíces de los pelos. Este masaje produce que energía fluya hacia la vesícula biliar y la vejiga, incluso se vigoriza el cerebro. Es bueno inclusive en los viajes largos para quitar la fatiga del volante.


Masaje de los Ojos

Luego de friccionar las manos las apoyamos de plano sobre los ojos y seguidamente las alejamos hacia las sienes al mismo tiempo que frotamos toda la región de los ojos, los párpados y las cejas. El meñique colocado debajo del ojo masajea el arco del hueso de la órbita.

Efectos: Fortifica los ojos y la visión, y aporta el descanso necesario después de una larga actividad de mucha concentración o con una computadora. Potencia la energía de los ojos y la del hígado, al presionar ligeramente sobre los párpados estimulamos también la energía del corazón.

Sé concecuente y disciplinado, repite las sesiones todos los días por lo menos una vez antes y después de acostarse. Si no puede realizar una sesión larga aunque sea hágala corta con un mínimo de 15 veces por masaje.

Solo la práctica regular nos demostrara la potencia de ellos.

RSS de articulos RSS de los comentarios Iniciar sesión