Kéfir. Sí. Volvemos con este hermoso producto

Alimentos, Kéfir No Comments »

Siguiendo los artículos o posts sobre el Kéfir hoy tengo que explicar dos cosas.

Una es el hecho de que hemos procedido a modificar el sistema porque hace dos años atrás descubrimos que su incesante crecimiento se había paralizado y con el paso de los meses en lugar de haber mas nódulos, la cantidad había ido disminuyendo.

En principio creímos que era la marca de leche en sachets que utilizabamos en función de la enorme cantidad de cosas que le inyectan y que obviamente no son útiles para este cometido. Así fué que cambiamos de marca y probamos casi todas las que están en el mercado. No hicimos pruebas con las pura vida porque si las de sachet tienen muchos ingredientes ajemos a la leche en sí y su vida es corta, las otras obviamente deberían tener muchos más.

Sin embargo, notamos que luego de un viaje , si bien seguimos atentamente el protocolo para estos casos, a la vuelta y al revivirlos a los nódulos, notamos que cada día que pasaba no cumplían con su cometido.

El nuevo sistema que implementamos gracias a Graciela que nos dió su método es el siguiente:

Una vez que colamos el kéfir o la leche kefirada, no lavamos los nódulos sino que los volcamos en el recipiente donde estaban (a éste sí lo lavamos) y le agregamos la cantidad de leche que usamos habitualmente, tapándolo. Lo llevamos a la heladera en la parte baja, por dos o tres días, hasta notar que la leche espesó y volvemos a repetir el procedimiento. El producido lo colocamos en unos vasitos plásticos para su consumo.

En nuestro caso usamos la leche kefirada, Graciela lo convierte en queso.

La segunda parte es, para aquellos por problemas de la utilización de la lactosa o porque no les gusta la leche de vaca realizar el Kéfir pero de AGUA.

Una síntesis de como hacerla (extraída del Libro “Curese con el Kéfir” de Joan Mateu, Edit. Vital, 2000 sería:

– agua de buena calidad (litro y medio)

– nódulos de kéfir (4 chdas)

– azúcar(3 chdas)

–  limón (medio)

–  higos (dos)

Este procedimiento exige guardarlos en lugar oscuro, 20/24 grados o cubriendolo con un repasador y dejarlo fermentar 24 hs. Al transcurrir este tiempo retirar los higos, exprimir el limón y guardarlo tapado en la heladera, debiendo consumirse antes de las 24 horas para obtener el máximo de beneficio.

Esto es una síntesis extractada del Libro citado, sin embargo en Internet podemos obtener misma receta y otras similares, por caso aquí, aquí y aquí.

Tener siempre presente que en un mundo consumista como el que vivimos debemos mantener permanentemente la idea de colaborar con el prójimo por lo que si nos sobra y alguien los requiere, regalemos. Nos sentiremos mucho mejor y estaremos ayudando.

 

Kéfir. Preparación del Yoghurt

Kéfir 1 Comment »

Noto que no está muy difundida la preparación del Yoghurt sobre la base de la leche kefirada, por lo que aqui ensayamos una explicación de como lo hacemos:

Una vez que colamos y tenemos como mínimo 1 litro de kéfir en el recipiente donde alojamos día a día lo producido por los nódulos, tomamos dos tazas del tipo café con leche y las llenamos con la leche kefirada, a continuación volcamos una porción de extracto de vainilla, vainillín en polvo o esencias a gusto.

Aparte colocamos en una jarrita cuatro cuchadas soperas de agua al ras, cuatro cucharadas soperas de azúcar al ras y un sobrecito de gelatina sin sabor. La dejamos hidratar. Luego la disolvemos sobre el fuego pero que no hierva, una vez que no contiene grumos y está perfectamente diluída, volcamos en la jarrita las tazas con la leche ya saborizada, y de inmediato llenamos los recipientes para luego enfriarlos en la heladera.

Estos recipientes pueden ser los mismos vasitos plásticos de los yoghures comerciales y en nuestro caso usamos los que venían con la máquina de hacer yoghurt.

Se consumen tal cual los extraemos de la heladera o se le puede agregar copos de cereal o frutas si gusta.

El Kéfir.

Kéfir No Comments »

Extractado del Libro “Cúrese con el Kéfir” por Joan Mateu, de la colección “Salud y Vida Natural” de Edit. Vital. Junio 2000.

Que es el Kéfir ?
Se podría definir como una bebida líquida de consistencia cremosa, aroma y sabor característicos. En sí, es una leche fermentada originaria del Cáucaso, de textura algo espesa, refrescante y de sabor más o menos ácido.  Existen  referencias escritas desde hace más de dos mil años. Hoy es utilizado por personas de todo el mundo, tal su difusión.

Composición bioquímica.
Contiene Lípidos (dependiendo de la leche utilizada); Proteínas (entre 3 y 3,4 g por 100 g); Lactosa (entre 2 y 3,5 g por 100 g); Acido Láctico (entre 0,6 y 1 g por 100 g); Otros ácidos orgánicos (ácido acético, fórmico, propiónico, succinico, pirúvico, isobutirico, caproico, cáprico, caprílico y láurico); Etanol ( entre 0,03 y 1,8 g por 100 g); Componentes aromáticos ( Acetaldeh ído, diacetil y acetoín); Vitaminas (Se ha observado aumento considerable en algunas vitaminas como la tiamina -vitamina B1- en kéfir de ovega; de la piridoxina –vitamina b6- en el de oveja, cabra y yega; y de ácido fólico en todos los de leche).
Entre los microorganismos podemos mencionar: Lc. Lactis, Lc. Cremoris, Lb. Kéfir, Lb. Caseis, Lb. Acido-philus, Lb. Bulgaricus, Ln. Brevis, Leuconostoc subes, levaduras.
Beneficios.
Se la ha usado para el tratamiento de la arteriosclerosis, enfermedades alérgicas, desórdenes intestinales, catarro de las vías respiratorias, llagas de estómago, inflamaciones intestinales crónicas y de hígado, disturbios en los conductos biliares, enfermedades de la vejiga, entre otros. Sin contar los beneficios que bacterias y levaduras presentes aportan.

Como se hace el kéfir.
Las características y el sabor del kéfir variarán significativamente dependiendo de la leche que utilicemos (cabra, oveja, vaca, etc.) y de su contenido en grasas (entera, descremada, etc.) Un método guía de elaboración podría ser el siguiente:

Utensilios:
1- Frasco de vidrio de litro y medio o dos litros de capacidad
2- Un Lienzo para cubrir el frasco
3- Un colador
Ingredientes:
1- Un litro de leche.
2- Nódulos de Kéfir (aprox.100/150 grs)

Preparación (según nuestro método) :
Poner los nódulos en el recipiente, verter encima la leche y tapar el frasco con un lienzo; mantenerlo en lugar oscuro y temperatura media entre 20/25 grados durante 24 horas.

Lavar el frasco con agua.     Colar el contenido, separando los nódulos de la bebida, la cual estará lista para consumir. Guardar en la heladera.

Limpiar los nódulos dentro del colador, bajo la canilla de agua de la pileta de la cocina a temperatura ambiente y verterlos en el frasco con la leche repitiendo la operación con la misma cantidad de nódulos.

Conservación de los nódulos:
Por un viaje, por exceso de producción, etc. podemos conservarlos (una vez limpios) por una o dos semanas colocando los nódulos en un frasco con ¾ partes de agua y dos cucharadas de azúcar en la heladera, en la parte alta. Para reactivarlos bastará con sumergirlos en agua a temperatura ambiente unas diez horas, prosiguiendo luego el proceso normal.
Como recomendación: Revisarlos, si han perdido viscosidad, amarillean, etc. desecharlos.

Debido a que están en permanente crecimiento, el exceso de nódulos  ofrecerlo a otra persona en forma gratuita y como un gran acto de amor.

RSS de articulos RSS de los comentarios Iniciar sesión